Disputas por el nombre del municipio de Gustado Díaz Ordaz

Homenajear a personalidades significativas a través del nombramiento de lugares y de la instalación de monumentos en espacios públicos es controvertido. Mientras que para algunos constituye un acto de reconocimiento y agradecimiento, para otros resulta ofensivo, de forma que los topónimos y los monumentos se convierten en símbolos y objetos de disputa. Este es el caso de los monumentos confederados en Rio Grande Valley (ver Newsletter, núm.6/07 y núm.7/22) y el nombre de una calle en Brownsville (ver Newsletter, núm.6/29), así como los monumentos de los héroes nacionales mexicanos en Reynosa (ver Newsletter, núm.7/28). A estos se suma la disputa por el nombre del municipio tamaulipeco de Gustado Díaz Ordaz, nombrado en honor al entonces presidente del país.  

Gustado Díaz Ordaz (1911-1979)

Político y abogado mexicano, fue presidente por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) de 1964 a 1970. Su sexenio coincidió con uno de los de mayor crecimiento económico y con la celebración eventos internacionales de gran calibre en México (los juegos olímpicos en 1968 y la copa mundial de futbol en 1970). Sin embargo, como presidente se caracterizó por la persecución y represión de los movimientos izquierdistas, tanto armados como pacíficos, lo que incluye la operación militar que causó la llamada “masacre de Tlatelolco” el 2 de octubre de 1968 en Ciudad de México, durante la cual se asesinó a una cantidad aún indeterminada de estudiantes.

Topónimos

Durante la época pos-revolucionaria, “del priismo duro y autoritario”, hubo la costumbre de renombrar vialidades, colonias, localidades, infraestructuras y otros lugares (o nombrar a los de nueva creación) con el nombre del presidente en turno. Salvo algunas excepciones, no se trataba de una iniciativa directa del presidente, sino de los gobernadores estatales y alcaldes, quienes buscaban “quedar bien con el Presidente”. En esta dirección, durante la presidencia de Gustavo Díaz Ordaz se puso su nombre a centenares de lugares a lo largo y ancho de México (que se sumaron a los que ya existían en honor a su bisabuelo, José María Díaz Ordaz, héroe de la Guerra de Reforma).

En los municipios fronterizos de Tamaulipas 20 lugares llevan su nombre, la mayoría calles (con un máximo de 6 en Reynosa). De entre estos destaca el caso del municipio de Gustavo Díaz Ordaz por partida quíntuple: así se llama el municipio, la localidad urbana que funge de cabecera municipal (Ciudad Gustavo Díaz Ordaz), una colonia en la cabecera municipal (la Zona centro), una de las dos avenidas principales (que atraviesa esa misma colonia) y un centro educativo (en la misma colonia, aunque en la otra avenida). En abril de 1968 el gobernador del estado renombró por decreto el municipio y la cabecera en honor al presidente, hasta ese momento llamados San Miguel de Camargo. El cambio, además, ocurrió un mes después que, también por decreto, el gobierno del estado creara el municipio, segregándolo del territorio de Camargo.

Peticiones

A 50 años de la masacre de Tlatelolco, en 2018, distintos colectivos sociales y políticos de todo México articularon propuestas para cambiar el nombre de varios lugares nombrados en honor al presidente y retirar estatuas y esculturas de él, por considerarlo un “asesino” y a los homenajes como una falta de respeto a la población mexicana. Solo para mencionar algunos, la asociación “Comité del 68” presentó una petición a la Secretaría de Transportes y Comunicaciones para cambiar el nombre del aeropuerto de Puerto Vallarta; una asociación estudiantil, otra a los ayuntamientos de Monterrey y Santa Catarina para cambiar el nombre de un bulevar por el de “Mártires de Tlatelolco” o “Mártires del 2 de octubre de 68”; y el colectivo “No más Díaz Ordaz” de Zacatecas para cambiar el nombre de una colonia de la capital del estado. La mayoría de las estas peticiones de momento no han prosperado, aunque se han seguido presentando y formulando otras.

Gustavo Díaz Ordaz, Tamaulipas

En esta misma línea, en octubre de 2018 el partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) hizo un llamado a que se cambiara el nombre del municipio e instó a sus diputados en el Congreso de Tamaulipas y al alcalde del municipio, también de MORENA, a que lo promovieran. A pesar de ello no hubo ningún avance al respecto y solo en 2021 se ha retomado. Así, la actual alcaldesa (2021-2024, también por MORENA), durante la campaña electoral y al tomar posesión del cargo, se comprometió a solicitar al Congreso el cambio de nombre del municipio y de la ciudad, “porque no puede tener el nombre de un asesino” y, en caso de ser aprobado, realizar una consulta ciudadana para escoger el nuevo (incluido la restitución del antiguo, San Miguel de Camargo). Sin embargo, la propia alcaldesa manifestó que no se trata de un asunto prioritario, por lo que hasta el momento no hay detalles sobre la solicitud al congreso ni sobre la consulta.

Versión en PDF: NewsletterBB-RGV_Vol 8_Num_33

Redacción: Xavier Oliveras González

Apoyo redacción: Dania Lizeth Flores Hernádez

Diseño: Mario H. Rodríguez Palacios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s